lunes, 8 de octubre de 2018



“El triunfo de las horas”

(Seducción ultima)



Vida que marchas suelta,
Cambiante e inmaterial,
Voluntad de incertidumbre,
Son los días que infinitos,
Escapan en soles profanos;
Sombras de nada en concreto,
Silabas que regresan profundas,
Siempre en nocturnos silencios;

Mascara dispuesta en espejo,
Es la ilusión de propia consciencia,
Energía que subatómica agita,
Deshabitados pensamientos;
Distorsión sumada al reflejo,
De este rostro subliminal,
Mística identidad que recrea,
Pueriles pasiones desiertas;

Luz de indecible origen,
Destello que en los corazones,
Logras dulzura y padecimiento;
Manecillas desiguales,
Consumen sin cuidado las formas,
Confinado el espíritu sensible,
Entre anhelos inflamables,
Lamenta toda distancia;

Precipitados e imperceptibles,
Recuerdos acuden diversos,
Desafiando el resplandor difuso,
De astros nunca constantes;
Naturaleza de firmamento,
Abriga el soñar cautivo,
Que frágil intenta insomne,
Aquel delirio inalcanzable;

Vida que suelta marchas,
Inmaterial y cambiante,
Velocidad etérea es el afán,
Que sacude tu galopar infame;
Desvanecer perpetuo en inevitable,
Que siendo indolente presteza,
Malogra vigor y belleza,
Sometiendo presunción y vanidad;

Abunda el alma en desvelos,
Sujeta a tal vacilación cruel,
Posibilidad fortuita de lo inerte,
Obligación de retorno súbito,
A esa libertad jamás suficiente;
Absolución de afectos y razones,
Despedida de espinas y pétalos,
Conquistado el triunfo de las horas.

Fernando García M.

*Datos de pista:
Tema: Seducción ultima (Low fi).
Autor/Interprete: Fernando Garcia M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario